‘El Yerbatero’, una huerta para la Eco-Diplomacia en la Embajada de Colombia en Costa Rica

23/11/2018
 ‘El Yerbatero’, una huerta para la Eco-Diplomacia en la Embajada de Colombia en Costa Rica
Todos los funcionarios de la Embajada de Colombia en Costa Rica finalizando la creación de la huerta ‘El Yerbatero. Foto: Embajada de Colombia en Costa Rica.

 

Santo Domingo (nov. 22/18). Formar parte del programa gubernamental de Costa Rica ‘Bandera Azul’ en el marco de la Eco-Diplomacia, que gira en torno a desarrollar actividades en pro del medio ambiente, fue una decisión unánime que tomó el equipo de trabajo de la Embajada de Colombia en Costa Rica hace aproximadamente dos meses. Generar acciones que promuevan la conservación y el desarrollo de recursos naturales, el cambio climático, buenas condiciones higiénico-sanitarias y mejora de la salud pública, son algunos de los propósitos que tiene el programa eco-diplomático.

Hace dos meses, el equipo del comité ambiental conformado por tres funcionarios de la Embajada, la Dra. Liz Jeréz, primera secretaria de relaciones exteriores; el Sr. Héctor Prada, auxiliar de misión, y la Srta. Ana María Arias, funcionaria local, se reúnen una vez a la semana para proponer y promover espacios y actividades que permitan reducir el impacto ambiental en el mundo.

De ahí surgió la idea de hacer la huerta ‘El Yerbatero’, un espacio en el que el color verde y el trabajo en equipo fueron los protagonistas. Días antes, cada uno de los funcionarios recolectó botellas de plástico que servirían para crear las masetas en las que se sembrarían las semillas y se pintaron con los colores de la bandera colombiana.

Materas hechas en botellas de plástico recicladas. Foto: Embajada de Colombia en Costa Rica.

Contribuyendo con la meta que tiene Costa Rica en ser líder mundial en temas de sostenibilidad ambiental y con el objetivo de impulsar buenas prácticas ambientales, el 16 de noviembre todo el equipo de la Embajada se unió para sembrar su propia semilla: cebolla, lechuga, rábano, zanahoria, tomate, manzanilla, identificando cada matera un cartel con el nombre de la planta y del funcionario. De esta forma, cada uno se involucra con el proceso de plantar, cuidar y cosechar su propia planta.  

La Embajada de Colombia en Costa Rica piensa en las presentes y futuras generaciones y se une al esfuerzo y el trabajo voluntario para la protección de la tierra en materia de ambiente. La huerta es solo el inicio de las acciones que juntos desarrollarán para la contribución del desarrollo sostenible.

 

font + font - contrast